Recomendaciones para correr el Endurance 2017

Runner athlete running on sunset grass seaside

Las siguientes recomendaciones las hemos recogido a través de una encuesta a los integrantes de Trillo Azul que han participado en el evento con anterioridad. El resultado ha sido lo que podrán leer a continuación:

BORJA:

“No salga de su casa con peso demás. Antes de darlo todo, al correr, deje algo en el baño de su casa. Jejeje”.
VIRGILIO:

“Salga a disfrutar y a gozar”.

“El café puede acelerar mucho el corazón en las subidas así que, tómelo con precaución”.

 

CARLA:

“Planifique bien su hidratación. Aunque en el evento se disponga de puntos de hidratación, la idea de hacer trillos comprende ser autosuficientes”.

“Amárrese bien los cordones”.

“Lleven gorra porque hay un tramo en el que hace mucho sol”.

“Pueden desayunar un sándwich con mantequilla de maní o con miel. Eso les dará energía”.

“El cafecito, para los que les gusta, es bueno tomarlo fuerte y con más azúcar de la acostumbrada”.

“Hay subidas pesaditas. Incline un poco el cuerpo hacia adelante para ayudarse”.

“Si sientes que no puedes correr, camina. Pero no te detengas”.

“Venden sobrecitos de miel. Lleve un par en el cinturón”.

“Póngase vaselina en la entrepierna”.

“No se distraiga. Podría extraviar las marcas y, como consecuencia, el camino”.

“Escucha tu cuerpo y disfruta”.

 

MARCOS:

“Aplique vaselina en los pies”

“Si los tenis le quedan flojos, use doble media, para evitar ampollas”.

 

DENNIS:

“Por la experiencia que he tenido en el Endurance, en años pasados, el trayecto lo divido en tres segmentos. No sé la distancia que tiene ninguno en realidad, pues nunca he hecho la competencia con GPS ni reloj especializado, pero en mi mente los he divido en uno de 10 km, el siguiente de 5 km y, el último, de 2 km.

La primera etapa, de unos 10 kilómetros aproximadamente, es un terreno típico de zona montañosa no muy elevada. El corredor encontrará lo que llamamos “repechos” en todo el trayecto. Será un subir y un bajar hasta que se llegue a un segundo cruce de río en el cual se pasará a la que he denominado la segunda etapa. Este segmento hay que correrlo con mucha inteligencia, es decir, a un paso o ritmo moderados. Yo he cometido el error, en previas ocasiones, de esforzarme demasiado en estos primeros kilómetros y he concluido con un terrible agotamiento el resto de la carrera.

La segunda etapa consiste en un llano de precioso que corre al margen del río. Tiene, en mi mente, unos 5 kilómetros. Este segmento es el ideal para mejorar el tiempo total, si se pudiera correr a la mejor velocidad de la que disponemos. El error de la mayoría de nosotros es llegar a esta etapa facilísima sin nada que dar, consumidos por los kilómetros previos, como dice la gente, “eplotao”.

La tercera y última etapa, unos 2 kilómetros, creo, tiene una cuesta empinada al que mucha gente tiene miedo pero que, si nos ponemos a medirla de verdad, no es una pared infranqueable. Nos sacará el aliento, claro; pero lo hará porque ya tenemos 15 kilómetros a nuestras espaldas y eso, aunque seamos muy buenos, se siente. Esta etapa ya no es para matarnos buscando una posición o mejorando nuestro tiempo, sino para llegar vivos y enteros a la meta.

En resumen, yo comenzaría a correr a ritmo moderado y consistente, sin gastarme. Luego me esforzaría al máximo para, al final, volver a la moderación forzosa de la cuesta que nos espera.

Supongo que habrá otras maneras de hacer esta carrera, pero es la que volveré a intentar este año. El resultado lo sabremos luego”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s