Para correr bien hay que ser canallas

Sprinter young vitality man on field

– Canalla –repitió mi amigo, un poco más bajo la segunda vez. Estábamos sentados en un restaurant y, ya medio borracho, comenzó a revelar detalles tristes de su infancia. Era el hermano menor de una familia de nueve y el padre, por la razón que fuera, había sido muy duro con él. La palabra “canalla” resumía la relación que tuvo con su progenitor casi hasta el final de su vida, cuando el Alzheimer irrumpió en el escenario y, como no pocas veces sucede, ninguno de los hermanos mayores quiso hacerse cargo del viejo. Mi amigo tuvo que echarse el padre convaleciente a los hombros y mudarlo con él a un apartamento pequeño en el que tenía una sola cama. Dormían juntos, le daba los medicamentos y la comida; lo bañaba y lo vestía. Cuando el viejo murió, lo hizo en silencio, sin que se diera cuenta, mientras dormían los dos, uno al lado del otro. Antes, sin embargo, mientras estuvo consciente, el padre de mi amigo no lo vio si no como al hijo canalla. Canalla porque tenía novia o no la tenía; porque trabajaba o no; porque dormía de día o de noche; por lo que fuera.

La conversación llegó a su fin cuando una camarera se acercó a traernos la cuenta sin nosotros haberla pedido. Eran más de las doce de la media noche y el restaurante había sobrepasado su hora de cierre así que, de una manera poco sutil, nos echaron.

Ninguno volvió a sacar el asunto en conversaciones posteriores hasta que, una mañana en la que descendíamos como vaqueros sin caballo por una pendiente, corriendo ya sin aliento, me mandó a detener en un desnivel, cerca de un árbol que producía una sombra enorme e impresionante. Cuando pudimos hablar, me dijo:

– Corres demasiado recto. Lo ideal es que te inclines unos grados hacia adelante para aprovechar la fuerza de la gravedad.

– ¿Qué consigo con eso? –le pregunté.

– Dos cosas importantes. Cuando te inclinas hacia adelante, recibes un impulso de la gravedad que te proyecta hacia el frente en la misma dirección hacia la cual caes, economizando fuerza muscular. Lo segundo es que, al hacerlo, colocas delante de ti parte de tu peso y, al crear ese desbalance, aunque no lo creas, te pesas menos –a mi amigo le gustaban las ciencias y quiso, más adelante, hacer algo de alarde-. Es un descubrimiento viejísimo de un tal Thomas Graham-Brown. Mira.

Se inclinó hacia adelante e hizo como si se fuera a caer de boca y, como sin quererlo, comenzó a correr. Luego se detuvo y continuó hablando.

– El científico escocés notó que cuando un humano corre, le está permitido a su centro de gravedad desplazarse hacia adelante, con lo cual consigue que la misma gravedad lo empuje.

A mí no me pareció nada difícil aprovechar la gravedad y, tal como había hecho mi amigo, levanté un poco una pierna y me dejé caer hacia adelante sintiendo, en efecto, el impulso de la fuerza de gravedad. Sin embargo, mi amigo notó que hacía algo mal.

– Así no. Te estás inclinando desde la cintura. Con ello lo que conseguirás es colocar un peso enorme en la espalda baja y en las piernas. Ese es un camino seguro hacia una lesión.

Haciendo una pausa, mi amigo volvió a mostrarme cómo debía hacerlo correctamente. Luego dijo:

– A mí me resulta fácil porque soy un canalla. Y los canallas somos, en la especie humana, los que más bajo hemos caído. Nos resulta fácil caer así, de cuerpo entero, sin doblarnos por la cintura o encorvarnos –al decir esto, me guiñó un ojo y comenzó a correr. Yo intenté reírme para aparentar que me hacían gracia aquellas palabras con tanta melancolía de fondo, pero iba lejos, a un ritmo de muy pocos minutos por kilómetro.

Aquel día aprendí una nueva lección y es que, si se quiere correr bien, con el menor esfuerzo posible, hay que ser canallas y, sin miedo, dejarse caer. Aunque, claro, otras cosas más aprendí aquella mañana, pero ya no conciernen al tema que ocupa esta página y lo dejo a la imaginación del amigo lector.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s